¿CÓMO ESTUDIAR CRIMINOLOGÍA CON MAPAS MENTALES?


1. Los mapas mentales.

Los mapas mentales son una poderosa herramienta de estudio, desconocida para la mayoría de los estudiantes. Permiten relacionar ideas con facilidad y tener una visión global de la materia. 

En este artículo, voy a dar unas pautas básicas de como utilizar esta herramienta para estudiar asignaturas de los Grados, Masters y otros títulos relacionados con la Criminología.

Veamos los pasos a seguir: 
1- En el centro del mapa mental hay que situar la idea principal dentro de una circunferencia. 
2- De la idea principal se van sacando ideas secundarias utilizando flechas.
3- Las ideas secundarias se van creando en el sentido de las agujas del reloj, aunque posteriormente haya que hacer ajustes.
4- Hay que utilizar el mismo código de colores que se usa al subrayar los apuntes o el libro. 
5- Se pueden hacer a mano o con aplicaciones para móviles.



Soy partidaria de hacer los mapas mentales a mano porque si nos acostumbramos a estudiar siempre con tecnología podemos perder el hábito de escribir y se nos puede cansar la mano en un examen de desarrollo. 



2. ¿Cómo hacer un trabajo o un caso práctico utilizando mapas mentales?

Supongamos que tenemos que hacer un caso práctico. Lo normal es que tengamos que relacionar un delito con el temario de la asignatura. 
Vamos a ver un ejemplo con un caso de acoso laboral. Si me encontrara en esa situación seguiría los siguientes pasos: 

1) Hacer un mapa mental con los datos del caso.

~ Delito: acoso laboral
~ Delincuentes:
– Acosador: superior jerárquico.
– Colaboradores: empleado 1 y empleado 2.
– Observadores: empleados 3, 4 y 5 (observadores).
~ Víctima: auxiliar administrativo
~ Control social: normativa interna de la empresa (protocolos de prevención) y marco jurídico regulador.



2) ¿Cómo se relaciona con la teoría?

En este caso, habría que analizar los elementos del caso práctico con el marco teórico sobre el objeto de estudio de la Criminología. Una buena forma de redactarlo es siguiendo el siguiente esquema: 

A) Introducción:
En este caso práctico hemos de analizar los elementos del delito de acoso, relacionándolos con el marco teórico del estudio del objeto de la Criminología.

B) Desarrollo:
Una buena forma de que quede el texto ordenado sería utilizando fórmulas del tipo: 
– En primer lugar,….en segundo lugar,….en tercer lugar,….por último…
– Por una parte….y, por otra parte…
– Por un lado…., por otro lado,…además…

Recordad que lo que marca el orden es la teoría de la asignatura.

C) Conclusión: 
– Como hemos visto después de analizar detalladamente el delito, ha quedado demostrado: primero,…segundo,….finalmente…
– A raíz del análisis realizado, he llegado a las siguientes conclusiones: en primer lugar,…en segundo lugar,…en tercer lugar,…por último…

Este artículo contiene unas pautas muy básicas, que representan un punto de partida a la hora de resolver un caso práctico y, sobre todo, pueden ayudar a evitar el bloqueo inicial que puede experimentar el alumno. También puede ser muy útil este método para organizar información de un futuro informe pericial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.